El Sistema Solar

Cuando charlamos de estudiar vida más allá del Sistema Solar, el primer requisito que se nos viene a la cabeza es la construcción de enormes y exóticas naves interestelares capaces de cruzar el abismo que nos separa de las estrellas. Siendo el mayor de los planetas rocosos, consigue retener una capa de gases, la que llamamos atmósfera, que desperdigada la luz y absorbe el calor. En los polos, donde se recibe poca luz solar, el agua se hiela y forma los casquetes polares. Sus rasgos superficiales entienden profundos cañones y los volcanes más altos del Sistema Solar. Si bien el día de hoy es un planeta seco, existen pruebas fundadas de que en otro tiempo el agua líquida fluyó por su superficie.

Su masa equivale a 2,5 veces la de los otros planetas juntos, y dentro de él cabrían 1.300 Tierras. La superficie de Júpiter no es sólida, las franjas claras u oscuras y los remolinos manchas corresponden a una parte de la anubarrada atmosfera del planeta. 4 de ellos fueron descubiertos por Galielo en mil seiscientos diez (Io, Europa, Ganímedes y Calixto). La rotación de Júpiter es la más veloz entre todos y cada uno de los planetas y tiene una atmosfera compleja, con nubes y tempestades, por ello muestra franjas de diferentes colores y ciertas máculas. Saturno es el segundo planeta más grande, el sexto desde el Sol y el más distante visible a simple vista.

Posee una órbita excéntrica y altamente inclinada respecto a la eclíptica, que recorre acercándose en su perihelio hasta Mas acerca del autor el interior de la órbita de Neptuno. Makemake es un planeta enano, un objeto de importante tamaño situado en el cinturón de Kuiper , descubierto el treinta y uno de marzo de 2005 por el equipo dirigido por Michael Brown.

Ganímedes es el satélite más grande de Júpiter y también del sistema solar, con cinco.262 km de diámetro, mayor que Plutón y Mercurio. Es el satélite con más crateres del sistema solar y está formado a partes iguales por roca y agua helada. El aspecto de Europa es el de una bola helada con líneas marcadas sobre la superficie del planeta. Coloso es el satélite más grande de Saturno y el segundo satélite más grande del Sistema Solar. Gigante posee un diámetro de 5.150 km y es la única luna del Sistema Solar que cuenta con una atmósfera significativa.

De otro modo, sería más complicado de ver a simple vista si la Luna se encontrase en cuarto creciente llena. Cuando llegue a casa de trabajar le veo entrando de nuevo en para poner cara de sorprendo ante un nuevo descubrimiento, más (creo yo) por ser complaciente con este pesado que lo atosiga a visionar vídeos y fotos varias, que por sorprendo real. Si miramos la imagen de la derecha, equiparamos de manera directa las canicas planetas”, sin lee esto necesidad de mirar por el microscopio al tener al sol a su lado.

Las 2 fotografías, conforme opinión de los científicos soviéticos, tienden a refutar las precedentes teorías en el sentido de que Venus es un desierto erosionado por el viento y que está en oscuridad perpetua debido a la permanencia de nubes que lo rodean. La Luna emplea 27 días y cuarto en entregar una vuelta en torno de la Tierra: es su revolución sidérea. La ausencia de atmosfera da sitio a que a lo largo del día, con el Sol en el cenit, la temperatura llegue a 100°C.

Tras haberse comprobado que realmente no se trataba de un cometa sino de un planeta, otros astrónomos, entre ellos Flamstee y Bradley, sostenían que lo habían visto en múltiples ocasiones, mas siempre como una pálida estrella. Tanta es la distancia de Urano a la Tierra y al Sol que su brillo aparente es como el de una estrella de sexta magnitud. Se encuentra, puesto que, en el límite de la percepción a simple vista y por este motivo resulta bien difícil identificarlo.

Uno de las técnicas más exitosas empleadas en la búsqueda de exoplanetas es el método del tránsito Aunque con este procedimiento somos inútiles de ver” directamente el planeta, lo realmente interesante es que podemos medir la contribución del brillo del planeta a la luz que procede de la estrella. En dependencia del telescopio empleado y el sistema estelar que queramos estudiar, gracias al método del tránsito se pueden advertir ciertas moléculas claves en la atmósfera de los exoplanetas.

La luz del Sol tiene un pico de emisión en las longitudes de onda del verde y amarillo, conque lo lógico sería esperar que la clorofila tuviera un color rojizo. No obstante, el vapor en la atmosfera terrestre absorbe longitudes de onda del infrarrojo, al tiempo que el oxígeno y el ozono hacen lo propio con el ultravioleta y el azul. Las estrellas sutilmente más refulgentes que el Sol (tipo F) emiten más cantidad de fotones azules y ultravioletas, por eso las hipotéticas plantas que existieran en mundos que virasen a su alrededor serían de color naranja rojo.

Write a comment

Comments: 0